PROPRANOLOL 10 mg IF

Caja conteniendo 10 Blíster con 10 Tabletas Cada uno.

Propranolol 10 mg IF es un betabloqueante que se emplea fundamentalmente en el tratamiento de la hipertensión, aunque está especialmente indicado para el tratamiento de la hipertension, también se utiliza para tratar ciertos tipos de tumores, los ritmos anormales del corazón, la enfermedad cardiaca o el feocromocitoma. Otros usos del propranolol tienen que ver con la prevención, como en el caso de la angina, los ataques cardiacos, las migrañas y los temblores.

RD$ 615.38

Descripción

Información adicional

Propranolol 10 mg IF está indicado para el Control de la hipertensión. Manejo de la angina de pecho, Control de arritmias cardiacas, Manejo del tremor esencial, Control de la ansiedad y de la taquicardia por ansiedad, Profilaxis a largo plazo después de la recuperación de infarto agudo del miocardio.

Evitar el uso con guanetidina o reserpina (potenciación de hipotensión ortostática mixta). Evitar otros antiarrítmicos depresores de la función contráctil. Potenciación efecto hipotensor con haloperidol y fenotiazinas. Con antidepresivos tricíclicos disminuye la bradicardia producida por beta-bloqueantes. Potencia la acción de los bloqueantes neuromusculares. Su asociación a ergotamina riesgo de vasoconstricción periférica. La cimetidina aumenta los niveles de propranolol. Los AINEs disminuyen su efecto hipotensor. Inhibe el metabolismo hepático de la teofilina.

Efecto aditivo con otros hipotensores. Con verapamilo ó diltiazem o con cualquier otro antiarrítmico con acción sobre el nodo A-V (amiodarona, digoxina), posible bloqueo. En la substitución de ß bloqueantes por clonidina disminuir la dosis progresivamente (riesgo de hipertensión severa).

Contraindicación absoluta en: bradicardia severa o bloqueo A-V avanzado en insuficiencia cardíaca congestiva, shock cardiogénico y en la angina de Prinzmetal, asma bronquial e hiperreactividad bronquial. Contraindicación relativa: diabetes, hepatopatías (ajustar posología), arteriopatía periférica severa. Precaución en: hipertiroideos. Pacientes con ß-bloqueantes que deban recibir anestésicos depresores de la contractilidad cardíaca (ciclopropano, tricloroetileno), Plantear retirada antes de intervención. Evitar supresión brusca del tratamiento por riesgo de: isquemia miocárdica, IAM, arrítmias, hipertensión, crisis tirotóxica en tratados con beta-bloqueantes.

En embarazo y lactancia se considera dentro de la categoría C.

En enfermedad arterial coronaria, suspender el medicamento disminuyendo gradualmente la dosis en 4-7 días. Debe utilizarse cuidadosamente en pacientes con angina vasoespástica de Prinzmetal para prevenir el empeoramiento del dolor torácico. También debería utilizarse con precaución en enfermedad vascular periférica o insuficiencia cardíaca y en pacientes con diabetes sacarina con valores muy variables de glucemia o con historia de episodios hipoglucémicos. Puede empeorar la fibrilación atrial asociada a vía atrio-ventricular accesoria. La terapia concurrente con digitalis puede disminuir la exacerbación del bloqueo- de insuficiencia cardíaca. Propranolol es excretado en la leche materna en cantidades suficientemente bajas, como para permitir la lactancia incluso en el período neonatal. Estudios controlados muestran que propranolol es por lo general seguro en el embarazo. La hipertensión materna se ha visto que causa retraso del crecimiento intrauterino, disminución del tamaño de la placenta, depresión respiratoria neonatal, e hipoglucemia. Propranolol también se ha relacionado con retraso del crecimiento intrauterino, e hipoglucemia e hipotensión neonatal.

Mantener fuera del alcance de los niños.

Venta bajo prescripción médica.

Suelen ser moderados y temporales aparecen al inicio del tratamiento y disminuyen con el tiempo. La mayoría atribuibles a los efectos farmacológicos del propranolol. Cardíacos: bradicardia, hipotensión, bloqueo A-V, insuficiencia cardíaca congestiva, especialmente en pacientes con mala función ventricular previa. SNC: fatiga, depresión, así como pesadillas y agitación especialmente en ancianos. Gastrointestinales: nauseas, vómitos, diarrea y leve elevación de transaminasas. Respiratorio: broncoespasmo especialmente en pacientes con hiperreactividad bronquial.

es_ESSpanish
0
EL CARRITO
  • No products in the cart.